3 ejercicios que puedes realizar en tu jornada laboral

Gira tu torso
• Siéntate correctamente en una silla e inhala por la nariz. Al exhalar, gira lentamente a la derecha, manteniendo los hombros y el cuello relajados y sin sentir dolor. Mantén esta postura el tiempo que tardes en inhalar y exhalar lento y profundo cinco veces.
• A continuación, retorna a tu posición inicial y realiza el mismo movimiento con las pertinentes respiraciones pero hacia el lado izquierdo.

Fortalece la parte alta de tu espalda
• Siéntate en la postura adecuada e inhala de forma profunda, con respiración abdominal. Entrelaza tus manos en la nuca, manteniendo el abdomen hacia dentro. Después, presiona tu cabeza contra las manos e inclínate lentamente hacia atrás. Comienza el movimiento desde la cadera, no solamente desde la parte alta de tu espalda, y repite de tres a cinco veces.

• A continuación, levanta tus brazos flexionados hacia los lados, echándolos hacia atrás e intentando presionar tus omóplatos. Mantén esta posición mientras cuentas hasta tres y realiza diez repeticiones.

Estira tu cadera
• En esta postura de yoga, coloca tu rodilla derecha en el suelo -si tienes dolores pon debajo una manta o pequeño cojín-. e intenta encontrar el equilibrio doblando la pierna izquierda y apoyando ese pie en el suelo, hacia el frente. A continuación, apoya la mano izquierda en el pliegue que forma con la parte alta del muslo y empuja hacia atrás, inclinando la pelvis hacia abajo.

• En esta posición inhala y, con un movimiento circular, alza tu brazo derecho, gira la cabeza hacia la izquierda y exhala e inhala de forma profunda. Baja el brazo y colócalo a un costado, realizando cinco repeticiones. Por último, cambia de lado, empezando por la rodilla izquierda en el suelo.
th.jpeg

Leave A Comment